Lunes, Octubre 23, 2017
A- A A+

Tratamientos

Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en FacebookCompartir en Twitter

Tratamientos en la espondilitis:

El tratamiento para la espondilitis anquilosante combina generalmente la medicación con ejercicios  ó fisioterapia que ayuden a mantener la flexibilidad  y una buena postura de la espalda.

En cuanto a la medicación, existe un elenco de fármacos disponibles para tratar la espondilitis.

AINE comunes para el dolor y la inflamación

El tratamiento más común para el dolor de la y la inflamación asociados a la espondilitis anquilosante es antiinflamatorios no esteroideos (AINE). 

 FAMEs

Los fármacos anti-reumáticos modificadores de la enfermedad (FAMEs) se utilizan para tratar casos más severos de espondiltis. Un ejemplo de este tipo de medicación puede ser la sulfasalazina ó el metotrexato.

El metrotrexato y la sulfasalazina se prescriben con bastante frecuencia y suelen tener una buena efectividad en el control de los síntomas de EA severa, si bien no está claro el beneficio que pueden aportar en la limitación del daño articular a lasrgo plazo, cuando la enfermedad progresa.

Encontrar el mejor tramiento para ti puede ser el primer paso que puedes dar para sentirte mejor, tanto emocional como físicamente.

Es importante que establezcas un diálogo con tu reumatólogo y le cuentes los progresos que sigues con la medicación que estas tomando , ó si por el contrario, tus síntomas no mejoran. En este últimos caso habla con el lo antes posible.

El tratamiento más común para el dolor de la y la inflamación asociados a la espondilitis anquilosante es antiinflamatorios no esteroideos (AINE). 

Medicamentos Biológicos:

TNF-inhibidores de la proteína para el bloque

-Factor de necrosis tumoral-alfa (TNF-a) bloqueadores (también llamados inhibidores TNF) bloquean una proteína inflamatoria que puede exacerbar los síntomas en personas que tienen espondilitis anquilosante.

  • Por otro lado, un número importante de pacientes con distintas formas de EsA no responden a los tratamientos habituales (AINE,FAME, fisioterapia). Afortunadamente, para estos pacientes tenemos a nuestra disposición los anti-TNFα.

    En la actualidad, contamos con tres agentes anti-TNFα aprobados y comercializados en nuestro país para las EsA: el anticuerpo quimérico monoclonal IgG1, Infliximag (IFX), la proteína de fusión IgG1 con el receptor de TNF de 75 KDa, etanercept (ETN) y el anticuerpo monoclonal totalmente inmunizado, adalimumab (ADA). 

    Todos estos tratamientos son dispensados en centros hospitalarios bajo prescripción médica y estricto contros de la misma.

Lo que usted puede hacer para mejorar su espondilitis anquilosante

Además de usar medicamentos que ayudan a reducir los síntomas de la espondilitis anquilosante, también se puede maximizar la movilidad y reducir la rigidez por:

  • Ejercicio y se mantienen físicamente activas
  • La práctica de ejercicios para mejorar la respiración y la postura
  • Dormir boca arriba

Tratamientos complementarios

Algunos tratamientos complementarios pueden ayudar a algunas personas a lidiar mejor con la espondilitis anquilosante y sus tratamientos. Estos tratamientos, a veces referido como terapias alternativas, se utilizan en combinación con los tratamientos médicos tradicionales. Tratamientos complementarios no están destinados a sustituir la atención médica completa.

Tratamientos complementarios pueden incluir:

  • Acupuntura
  • La terapia del masaje
  • Yoga

 Fuente:  Guía de práctica clínica sobre el manejo de los pacientes con Espondiloartritis - Espoguia.


AEEF le informa del uso de cookies que permiten ofrecer un correcto funcionamiento del sitio. Al aceptar dará el consentimiento tácito a la instalación de dichas cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information