El Complejo Hospitalario de Vigo pondrá en marcha un programa para agilizar la atención a pacientes que estén de baja laboral por enfermedades musculoesqueléticas, que es pionero en Galicia y que se  hará en colaboración con los médicos de Atención Primaria. En otras áreas sanitarias de España se aplicaron experiencias similares y se logró reducir casi a la mitad el tiempo de baja de estos pacientes, que muchas veces retrasan su diagnóstico y tratamiento porque están a la cola en la lista de espera de consultas o de pruebas diagnósticas, según explica el jefe del servicio, Ceferino Barbazán.

Fuente:http://www.atlantico.net

Es una iniciativa del servicio de Reumatología del Complejo Hospitalario que contrató a un especialista para que se dedique en exclusiva a estos pacientes. Este reumatólogo es un especialista formado en la Universidad de Santiago que ya había trabajado en el Hospital da Costa y en el Complejo Hospitalario Vigués y que ahora fue contratado gracias a una beca que se consiguió mediante un convenio de colaboración entre el Sergas y la empresa Abbvie.
En una primera fase el proyecto se implantará en cuatro centros de salud de Vigo y, con posterioridad, se extenderá al resto. Los centros de Rosalía de Castro, Teis, A Doblada y calle Cuba serán los primeros en participar en este programa, lo que supone que podrá beneficiar a unos 100.000 usuarios.
Los reumatólogos ya se reunieron con los médicos de estos centros de salud para explicar el funcionamiento del programa, así como los síntomas y patología a la que se dirigen y la población diana (no serán candidatos mayores de 75 años con un dolor en un hombro, pero sí personas en activo de baja laboral reciente con problemas musculoesqueléticos no quirúrgicos). Desde los centros de salud se hará una teleconsulta con el especialista y el paciente será atendido en menos de cinco días para hacer una exploración, solicitar las pruebas necesarias y aplicar un tratamiento para solucionar su problema lo antes posible.
En las áreas sanitarias que han puesto en marcha esta actuación, en Madrid, Cantabria, Cataluña o Valencia, la duración de los episodios de baja disminuyó un 40 por ciento; se redujeron en un 50 por ciento las incapacidades permanentes concedidas; bajaron a la mitad los costes sanitarios;  y se detectó una elevada satisfacción entre los pacientes al tiempo que hubo una gran aceptación por parte de Atención Primaria.
La identificación temprana de la enfermedad y el tratamiento precoz son los principales factores para evitar la discapacidad del usuario y mejorar su situación.